10 jun. 2006

Esto del eurosocialismo es un timo, una infusión desvaída en la que no existe ideología, por más que en sus siglas y en sus mítines sigan hablando de política social, de un gobierno para todos, todas, toditos y toditas. ¿Para todos? Ja. Entre todos sostenemos una ruina de televisión pública, es cierto, un agujero que no deja de crecer y que, al menos, debería servirnos aquellos eventos de interés social. Pero nuestro gobierno socialista hace de su capa un sayo y se contenta con pagarle un sueldo de pluriempleado a Bertín Osborne al tiempo que vende los derechos del Mundial de Fútbol a los amigos de La Sexta, que a su vez los revenden a los amigos de la Cuatro, antes Canal +, es decir: a Polanco, que también se queda con el pastel de un acontecimiento que había previsto en su agenda desde que puso sus naves al servicio del triunfo del presidente por accidente.

Pero nada tiene importancia para quienes han concentrado todas sus fuerzas en lo que han titulado como “el proceso de paz”. Ellos son eurosocialistas, unos escépticos que no creen en nada, tampoco en la obligación de facilitar a los españoles la posibilidad de disfrutar de un mes de buen fútbol, sin necesidad de soltar un euro de más de los que ya pagamos para que a la Caffarel no le desmantelen el chiringuito. “Total”, comentan en los Consejos de Ministros, “la Selección todavía se titula española, un contrasentido frente a nuestra política de concesiones a la minoría de la minoría. Y, además, después de escuchar el himno ¡A por ellos, Oé! con coreografía de puños apretados por parte de Luis Aragonés, no cabe la menor duda de que esta vez tampoco pasaremos de cuartos. El que quiera sufrir, que se abone al Plus o llame corriendo al antenista, que el gobierno no está para hacer más sangrante la úlcera de estómago del ciudadano (o ciudadana)”.

¡A por ellos, Oé!, le imagino entonar a Zapatero mientras paga con dinero público la cuota de junio del Canal + instalado en Moncloa. ¡A por ellos, Oé!, le veo a Emilio Aragón mientras repasa los números de su recién estrenado canal. ¡A por ellos, Oé!, canta Polanco frente a las hordas de ciudadanos que van a pasar por taquilla. Por su taquilla, claro.
Categories:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Subscribe to RSS Feed