13 oct. 2006

Entiendo que la resistencia de Franco a las ínfulas de don Alfonso de Borbón, no se debieron tanto a sus dudas sobre la capacidad del infante de la mirada triste, sino a las que le generaba su nieta mayor, lo que prueba que el dictador no era tonto y supo sacrificar el orgullo de la sangre por el bien de la patria. Algo habría visto en la muchacha para preferir a aquella griega sosa y prudente. Tal vez la niña apuntara desde entonces al baile, y no sólo al cha-cha-cha, por lo que el Caudillo hizo oídos sordos a los ruegos de su esposa. Su proyecto de monarquía se hubiese ido al garete con una reina dispuesta a revolucionar a ritmo de samba los pasillos de la corte.
Por más que me esfuerzo, no la veo cumpliendo su papel monárquico con la contención y la responsabilidad de doña Sofía. En el momento menos pensado, delante incluso de las cámaras -¡cómo le gustan, cuánto las necesita!-, se soltaría la melena, cedería el armiño y saldría a la plaza pública para marcarse un charlestón con alguno de sus guardaespaldas. España habría sufrido, además, un ir y venir incesante de consortes, y tal vez le hubiese correspondido al mismísimo José Campos leer el mensaje de la Corona para la próxima Navidad. 
Y por detrás del fornido cántabro, en vez del tradicional belén, doña Carmen abrazada a un escolta, dándole movimiento de cadera a cualquier villancico.
No me cabe duda, sin embargo, que con una reina semejante, ni el mismísimo Tejero se hubiese atrevido a sacudir la estabilidad del proceso democrático. ¿Para qué? La reina hubiese tranquilizado a los militares marcándose un mambo en cualquier jura de bandera, hubiese rendido al mismísimo Arzallus con un aurresku de patadas al aire y habría conquistado a don Jordi Pujol con una sardana algo subidita de ritmo. Carmen Martínez Bordiú hubiese hecho de nuestra España una divertida conga, coxis viene, coxis va. Los de la memoria histórica entonces reconocerían al dictador los beneficios de una democracia mucho más divertida, ahorrándonos tanta cara de perro.
Categories:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Subscribe to RSS Feed