8 dic. 2006

Aunque después de echar un vistazo a la programación de Tele 5 pueda quedarnos la duda, es cierto que la televisión tiene una misión formadora. ¿En serio? En serio. La caja tonta, la inmensa pantalla plana, no sólo sufre como inquilinos a los del tomate y compañía (son tantos y tan malvados, que llegado el momento de repartir dividendos se lanzarán unos contra otros a degüello), sino que existen guionistas imaginativos, productores valientes, presentadores con gracia capaces de hacer uso de las infinitas posibilidades de la retransmisión de imágenes hasta sacarles el máximo partido. “Art Attack” es un ejemplo fabuloso de cómo la sutilidad consigue congregar frente a las 365 líneas a toda la familia. ¿Y cuál es la fórmula de su éxito? Cola, papel y tijeras. Así de fácil. En un escenario de Gulliver, con barritas de cera, gomas de borrar y sacapuntas dignos de un gigante, un joven simpatiquísimo –Jordi Cruz- presenta cada uno de los trabajos que se van a realizar delante de la cámara. También hay un inglés capaz de componer a vista de pájaro -con retales, cachivaches y mucha imaginación- los collages más sorprendentes, en una nueva modalidad de arte callejero.Disney, que es una empresa controvertida e inteligente, ha comprado los derechos sobre el programa para la televisión, todo un filón. La grabación es rápida y barata, lo que viene a demostrar que en la tele lo que valen son las ideas y no los recursos. En fin, uno se asoma durante unos minutos a “Art Attack” y le entran unas ganas compulsivas de fabricarse un portarretratos. Tal vez la ministra Trujillo, esa de la que nadie sabe nada, pase las horas siguiendo las instrucciones de Jordi Cruz. La veo en mitad de los salones de su discreto apartamento –ejem-, recorta que te recorta, pega que te pega, pinta que te pinta, las manos, la cara y el pelo salpicados de pasta de papel. Sé que le tienta convocar a la Disney para que su famoso programa enseñe a los más jóvenes a fabricarse su propia concha de caracol, donde vivirán felices y apretaditos. No en vano, ya tienen las zapatillas.
Categories:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Subscribe to RSS Feed