1 jun. 2007

A poco que te descuides, aquí el que más y el que menos ha corrido delante de los grises con el carné de identidad entre los dientes. Y eso que no hubo cargas policiales para todos los que se apuntan al pedigrí del correcto progresista, ni grises suficientes para aporrear a todos los que hoy justifican un montón de motivos para sentirse víctimas de los últimos años del franquismo. Por eso prefiero el mutismo elegante de quienes pasaron por Carabanchel y hoy no se jactan de las partidas del mus a la sombra del penal ni presumen de cardenales, por más que sus cuerpos de juventud sí que probaron las sacudidas de los antidisturbios.

Dentro de diez o quince años, cuando el gorila rojo del Caribe se encuentre con los juanetes dentro de una palangana de agua tibia y sal gorda en el exilio de alguna selva centroafricana, serán muchos los que se autocondecoren con la medalla de las libertades, y tejan a micrófono abierto una supuesta lucha por la dignidad del pueblo venezolano. Mas hoy sólo se escucha silencio, especialmente el de aquellos que gustan cantar las bondades de los regímenes bananeros del trópico y ríen a mandíbula batiente la soltura con el que el dictador clausura los últimos reductos de la libertad de prensa entre pedorretas a las recomendaciones de los conservadores europeos.Y es que en Venezuela han apagado la pantalla plana sin necesidad de tocar el mando a distancia: el propio gorilón se ha encargado de soltarle un mordisco al cable que trae la señal. La balsa de petróleo sobre la que chapotea le garantiza una inmunidad que sólo unos pocos se atreven a censurar desde la comodidad de las poltronas de Estrasburgo. El macaco rojo lo sabe, y se burla de ellos ante la jacaranda del respetable, acompañada por la indiferencia cómplice del gobierno de la Alianza de las civilizaciones, a pesar de que también éste ha recibido la burla simiesca de quien prometió comprar no se sabe cuántos aviones para después troncharse de risa y rascarse las axilas.
Categories:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Subscribe to RSS Feed