26 may. 2012

La expectativa comienza

en mayo.


Porque mayo no es sólo el mes de las flores, el de los enamorados y el de las palomas arrulladoras, el de las ferias del Libro y San Isidro, el de las primeras moscas de la fruta y el de los avisperos. ¡Qué va! Mayo es, sobre todas las cosas, el mes en el que da comienzo la carrera hacia los principales conciertos de música pop. Aprovechándose del anonimato de la madrugada, las empresas promotoras de los espectáculos de estrellas, luz y sonido pegan los primeros carteles (una foto sugerente, el nombre en letras capitales, los teloneros que distraerán la espera...). Pocos días después, la competencia ha ocultado la propuesta con el reclamo de otro artista que apenas aguanta un par de días antes de que alguien encole la llamada a un nuevo concierto. A mediados de junio, los espacios destinados a la publicidad callejera están gruesos como una baraja y abarquillados por el peso de tanto anuncio superpuesto.

Seguir leyendo en PDF

Categories:
Subscribe to RSS Feed