30 nov. 2012



Hace no mucho que le vi en el tren. Compartíamos un mismo vagón del AVE y –lo que es mejor- un mismo destino, lo mismo da que éste fuera una ciudad andaluza o la mismísima capital del reino.
Lo que imponía es que allí estaba José Manuel Caballero Bonald, uno de los últimos rostros populares de la literatura –si entendemos popular como reconocible-, cuyo nombre y algunas obras memorizan los alumnos para la Selectividad, especialmente en la baja Andalucía. Amansado por los años, les aseguro que Bonald es un anciano de gesto amable y barba entrecana, de melena dejada y párpados caídos, de piel limpia y arregladita, de visera y movimientos algo torpes que, al bajar del tren, proyectaban la sombra del último de los sénecas. Es a estos, a los sénecas de casi penúltima hora, a los que suelen celebrar con el Premio Cervantes, un gesto oficial y coronado que pone broche, guinda, a la trayectoria de los magos de las palabras. Y Caballero Bonald lo es. Un mago de la palabra precisa, del léxico ubérrimo y especializado, de una vasta cultura que comprende desde los ambientes universitarios a las últimas boqueadas de la vida rural.

A Caballero, tan barroco y tan riguroso en el decir y en el escribir, le pesa el tiempo que le ha correspondido, esos años de la tan manida transición, en la que cobraron mayor importancia las querencias políticas de los intelectuales -por más que dichas querencias erraran el rumbo de la libertad- que su propia obra. Me apuesto el cuello a que la mayoría de sus compañeros de ideología no ha sido capaces de terminar un poemario de don José Manuel, de llegar siquiera a la mitad de cualquiera de sus novelas ambientadas en los esteros de Doñana, mundos salvajes de aguas estancadas en los que se ocultan fabulosos tesoros entre nubes de mosquitos y habitan hombres pútridos a causa de los vicios, en los que Caballero Bonald se recrea con tanto detalle como gustaba su colega Cela, en un realismo sucio del que beben, incluso, las tan traídas y británicas “Cincuenta sombras de Grey”.
Categories:
Subscribe to RSS Feed